ci

Historia de la Quiropráctica

Tener el conocimiento de la columna vertebral, porque ésta es el principio de muchas enfermedades. 

La profesión real de la quiropráctica – como una forma distinta del cuidadode la salud – data de 1895. Aunque, algunos de los primeros sanadores en la historia del mundo ya entendían la relación entre la salud y la condición de la columna vertebral.

Heródoto, un contemporáneo de Hipócrates, ganó fama a causa de curar enfermedades mediante la corrección de anomalías de la columna a través de ejercicios terapéuticos. Si el paciente estaba demasiado débil para hacer ejercicio, Heródoto manipulaba la columna vertebral de los pacientes. El filósofo Aristóteles fue crítico del enfoque libre de Heródoto, ya que decía que:

“él hizo a los hombres viejos jóvenes y por lo tanto prolongó sus vidas también en gran medida”.

 

“El médico del futuro no dará medicinas, sino enseñará a sus pacientes sobre el cuidado del cuerpo humano, en la dieta, en la causa y la prevención de la enfermedad”.

– Thomas Edison

 

 

Sin embargo, el tratamiento de la columna vertebral todavía no estaba listo y era mal entendido, hasta que Daniel David (D.D.) Palmer descubrió el ajuste vertebral específico.

También fue responsable del desarrollo más temprano de la filosofía de la quiropráctica y proporcionó la primera definición de lasubluxación vertebral.

“No soy la primera persona que corrige vértebras subluxadas, pero reclamo ser la primera persona en corregir vértebras desplazadas a través del uso de los procesos transversos como palancas en la espina dorsal… y desarrollar  la filosofía y la ciencia de los ajustes quiroprácticos.” D. D. Palmer, descubridor de la quiropráctica

D.D. Palmer nació en Ontario, Canadá, en 1845, se mudó a los Estados Unidos cuando tenía 20 años de edad. Después la guerra civil pasó años enseñando en la escuela, criando abejas y vendiendo frambuesas dulces en los pueblos de Iowa y del río de Illinois a lo largo de los acantilados en ambos lados del río Mississippi.

 En 1885, D.D. estudió con Paul Caster y aprendió las técnicas de curación magnética, una terapia común de la época. Dos años más tarde, se mudó a Davenport y abrió la Palmer Cure y enfermería.

El 18 de septiembre de 1895, D. D. Palmer estaba trabajando hasta tarde en su consultorio cuando un conserje, Harvey Lillard, empazaba a trabajar cerca a él. Un ruidoso carro de bomberos pasaba fuera de la ventana y Palmer se sorprendió al ver que Lillard no reaccionó en absoluto. Se acercó al hombre y trató de entablar una conversación. Pronto se dio cuenta Lillard estaba sordo. Con paciencia, Palmer logró comunicarse con el hombre, y supo que tuvo una audición normal la mayor parte de su vida. Sin embargo, un día estando en una posición rígida, se agachó, y sintió algo que hizo “pop” en su espalda. Cuando se levantó, se dio cuenta de que no podía oír.

DD_Palmer1-father-pof-chiropractics

 

La filosofía, el arte y la ciencia de las cosas naturales. Un sistema para ajustar los segmentos de la columna vertebral, únicamente por la mano, para la corrección de la causa de la enfermedad.”

DD_Palmer_Ad-for-chiropractics

 

 

 

Palmer dedujo que los dos eventos – el “pop” de su espalda y la sordera – tuvieron que estar conectados.

Entonces pasó la mano con cuidado por la espalda dorsal de Lillard y sintió que una de las vértebras no se encontraba en su posición normal. “Razoné que si la vértebra era corregida, el oído del hombre debe estar restaurado”, escribió en sus notas después. “Con este objetivo en mente, en una conversación de media hora convencí al Sr. Lillard que me permita corregirle la espalda. Corregí su posición por el uso de la apófisis espinosa como palanca, y pronto el hombre pudo oír como antes. “Harvey Lillard informó en la edición de enero de 1897 sobre la Quiropráctica que:

 “Estaba sordo desde los 17 años y que esperaba seguir siendo siempre así, ya que había una gran cantidad de tratamientos sin ningún beneficio. Hace tiempo ya me había hecho la idea de no tomar más tratamientos para los oídos, porque no me hacía ningún bien. En enero pasado, el Dr. Palmer me dijo que mi sordera provenía de una lesión en la espalda. Esto era nuevo para mí; pero es un hecho que la espalda se lesionó en el momento en que quedé sordo. El Dr. Palmer me trató la columna; en dos tratamientos pude oír bastante bien. Eso fue hace ocho meses. Mi audición ahora sigue siendo buena.”

Harvey Lillard 320 W. avenida 11, de Davenport, Iowa, (Palmer 1897).

 

El éxito de las palabras de palmer en curar la sordera se difundió rápidamente. Pronto las personas con sordera de todo el país estaban en espera de su tratamiento milagroso. Aunque tuvo cierto éxito en ayudar a las personas con sordera pronto se dio cuenta de que muchas otras condiciones se benefician del mismo tratamiento. Durante los meses siguientes, los pacientes llegaron a Palmer con todo tipo de problemas, incluyendo la gripe, la ciática, migrañas, dolores de estómago, epilepsia y problemas del corazón.

D.D. Palmer encontró que en cada una de estas condiciones, los pacientes respondían bien a los ajustes que llamaba “tratamientos de mano.” Más tarde con la ayuda del reverendo Samuel Weed acuñaron el término quiropráctica – De las palabras griegas, Chiro, lo que significa (mano) y la palabra práctica significa, (la práctica u operación).

Él llamó a su clínica la Escuela de Palmer y Enfermería de la  quiropráctica. En 1898, aceptó a sus primeros estudiantes.

A pesar de que nunca utilizó drogas, bajo el cuidado de Palmer las fiebres se normalizaban, el dolor terminaba, las infecciones eran curadas, la visión mejoraba, los trastornos estomacales desaparecían, y por supuesto, la audición era devuelta.

A menudo sorprendía por la eficacia de sus ajustes, D. D. Palmer volvió a sus estudios de anatomía y fisiología para aprender más acerca de la conexión vital entre la columna y la salud.

Se dio cuenta que los ajustes de la columna vertebral corrigen las  vértebras desviadas, o subluxaciones, y que estaba eliminando la interferencia nerviosa que provocaba los problemas en los pacientes.

Aunque la quiropráctica estaba demostrando ser una manera exitosa de curación del cuerpo, ésta no fue aceptada fácilmente. La comunidad médica a la vuelta del siglo 20 tenía miedo del éxito de Palmer y comenzó una cruzada contra la quiropráctica. Ellos escribieron cartas a los editores de los periódicos locales, criticando abiertamente sus métodos y acusándole de practicar la medicina sin licencia.

D.D. Palmer se defendió de los ataques de los médicos a través de la presentación de argumentos que presentaba un servicio único que ellos no ofrecían, y señaló los riesgos bien conocidos de muchos procedimientos médicos de esa época. También advirtió en contra de la introducción de la medicina en el cuerpo diciendo que era a menudo innecesario e incluso perjudicial.

En 1905, D. D. Palmer fue acusado de practicar la medicina sin licencia. Fue condenado a 105 días de cárcel y fue obligado a pagar una multa de $ 350. D. D. sirvió su tiempo y pagó su multa, pero esto no le impidió los ajustes quiroprácticos. Sus pacientes (incluyendo su carcelero) llegaban a su celda para tener sus ajustes.

D.D. continuó su lucha para promover la quiropráctica con la publicación de dos libros desde 1906 hasta 1913, “La ciencia de la quiropráctica” y “El Ajustador quiropráctico.” Trató pacientes hasta su muerte en Los Ángeles a la edad de 68.

 

 

El hijo de D. D., Bartlett Joshua el hijo del D.D. Palmer, era igual de entusiasta acerca de la quiropráctica y continuó el trabajo de su padre. Bartlett – o BJ como se le conoce ahora – se le atribuye el desarrollo de la quiropráctica en un sistema de cuidado de la salud claramente definida y única.

En 1902, BJ se graduó de la escuela Palmer empezada por D. D., y en poco tiempo – con su esposa y compañera graduada Mabel – fueron ayudando pacientes y asumiendo cada vez más responsabilidades para la escuela y la clínica. Él También fue un instrumento para lograr que la quiropráctica sea reconocida como una profesión con licencia.

 Lo que hizo la diferencia con la grosera manipulación utilizada en el pasado fue la la comprensión de  las implicaciones globales de este . método como un arte de curación distinta. D. D. Palmer era un genio, pero tenía una personalidad abrasiva, que fue mal adaptada a la promoción de la quiropráctica. Su hijo BJ Palmer (derecha) fue el comercializador, educador, e inventor que llevó la antorcha quiropráctica para los próximos sesenta años. B. J. construyó el  “Palmer  College of Chiropractic” en Davenport, la cual se convirtió en la universidad de la quiropráctica número uno en el mundo en ese momento.

En 1924, B. J. tuvo la primera estación de radio al oeste del Mississippi, WOC (maravillas de la quiropráctica). En 1928 él compró la WHO (con las manos solamente) en Des Moines. Él era un viajero del mundo y escritor, atrajo una audiencia de todo el país, en sus estaciones de canales claros de 50.000 vatios. BJ Palmer fue también un prolífico autor y orador dinámico, que habló en público en todo el mundo acerca de la quiropráctica.

 Fue descrito como teniendo el celo y ser un vendedor brillante y misionero cuando se trataba de la quiropráctica. La práctica de la quiropráctica continuó siendo recibida con hostilidad significativa por la comunidad médica, ya que era un enfoque diferente para el cuidado de la salud. Muchos quiroprácticos fueron encarcelados por “practicar la medicina sin licencia.” B. J. hizo mucho para aumentar la aceptación de la quiropráctica. Luchó por el establecimiento de un acuerdo de licencia separada y reguladoras para permitir quiropráctica para que sea reconocida no como una forma de práctica médica, sino como una entidad separada.

Continuó desarrollando  la ciencia, el arte y la filosofía de la profesión de lo que era poco más que una estructura sin mayor cohesión. B. J. defendió el avance científico de la quiropráctica como la ruta principal para su aceptación. A través de su liderazgo la quiropráctica se convirtió en la primera profesión de salud en usar regularmente el invento de Wilhelm Roentgen, la máquina de rayos X, lo que mejoró la ciencia y la exactitud de la quiropráctica

BJ_Palmer_Dev-developer-of-chiropractics

earlychiro-technices

La Quiropráctica y sus líderes han cambiado y evolucionado a través de los años, pero los principios de este método de curación distinta siguen siendo los mismos que eran hace 100 años. En esencia, el cuerpo es un organismo de auto-sanación. El sistema nervioso controla y coordina todos los órganos y tejidos del cuerpo. La relación entre la columna vertebral y el sistema nervioso es un predictor para el estado de salud. Encuentra la interferencia – la corrige y el cuerpo siempre moverá la espalda en pro de la salud.

Hoy la quiropráctica tiene licencia como una profesión de salud distinta en los Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Australia y otras decenas de países de todo el mundo. Hay más de 35 Universidades de Quiropráctica en todo el mundo, incluyendo el Reino Unido, Francia, Dinamarca, Estados Unidos, Canadá, Japón, Australia y Nueva Zelanda.

El reconocimiento y la aceptación de la quiropráctica de hoy se basan principalmente en la fuerza del crecimiento de la investigación científica, que la proporción inicial de compromiso de BJ Palmer para hacer que la quiropráctica sea científica. El resultado positivo del cuidado quiropráctico ha dado satisfacción a millones de personas y continúa añadiendo credibilidad a lo que un hombre comenzó hace más de 100 años. La quiropráctica es ahora la tercera mayor profesión de la salud del mundo y la de más rápido crecimiento.